Red Ambiental - incendios en el bosque boreal

Impactos de los Incendios Forestales en el Bosque Boreal de Manitoba

Hace más de quince años un oso inició un incendio forestal en Alberta. ¿Su cómplice? La actividad humana. Fue un caso muy raro y extraño en el que un oso subió a un poste hidroeléctrico, y mientras manipulaba los cables eléctricos causó suficientes chispas como para crear un incendio forestal.

Por supuesto, la mayoría de los incendios forestales no son causados por osos curiosos. No obstante, Red Ambiental recuerda que este incidente tiene su origen en los humanos y en cómo impactan el mundo natural.

Incendios no tan naturales

 

« Los humanos pueden causar un gran incendio. De eso no hay duda », dice el Dr. Brian Amiro (Universidad de Manitoba), quien ha estado estudiando la ciencia de los recursos de la tierra (agrometeorología) desde principios de la década de los 80. Red Ambiental indica que por lo general, muchos incendios realmente grandes son causados naturalmente.

Aunque los humanos son los causantes de la mayoría de los incendios forestales, su presencia es importante para la regeneración forestal y es una parte muy natural del bosque boreal canadiense. La edad promedio del bosque boreal es de sólo 100 años.  La clave para la diversidad de los bosques es la diversidad de la edad de los bosques y los incendios también ayudan a conseguirlo.

 

Expansión de los incendios

 

Actualmente, entre un millón y ocho millones de hectáreas de bosques se queman cada año en el boreal. Pero estas estimaciones varían mucho de un año a otro y de una región a otra. Las previsiones indican un aumento en el área quemada para el bosque boreal en Canadá en el futuro debido al calentamiento.

 

Red Ambiental señala que algunos estudios están tratando de averiguar cómo el calentamiento de las temperaturas afecta la cantidad de carbono que un bosque produce y absorbe. Además se indica que si no tuviéramos ningún cambio en nuestro clima, nuestras cargas de carbono serían neutrales.

Durante un incendio un bosque pierde carbono en la atmósfera, y a medida que los árboles maduros se descomponen también liberan carbono. Cabe destacar que se obtiene una pérdida neta de carbono durante los primeros diez años después de un incendio. Alrededor de veinte años que se invierten, el bosque está absorbiendo carbono.

 

Para más información sobre los cambios climáticos, te recomendamos el artículo sobre el hielo marino.