Los 3 principios ambientales

Todo está relacionado con el demás

Ya sabemos que la naturaleza es compleja y funciona a través de un número  importante de ciclos interrelacionados que nutren toda su dinámica. Le dan estabilidad y hacen que todo sirva para algo. En la naturaleza, no existe el concepto de desecho mientras que en los procesos industriales sí. Estos no cumplen una función en los ciclos naturales sino que perturban y generan deterioro y contaminación. De manera que todo los que sucede en los procesos industriales tiene relación con la naturaleza.

Este principio de interrelación genera el segundo principio.

Todo va a dar a algún lado

Durante mucho tiempo pensamos que las descargas, emisiones y los residuos desaparecían por arte de magia. Después se pasó a reconocer que si se incorporaban a la red ambiental se suponía que se diluían. De tal manera que su amenaza se desaparecía. Las personas decían “the solution to pollution is delusion” es decir que la solución a la contaminación era la disolución.

Sin embargo aún mucha gente prefiere pensar que aún es así y actúan como si fuera cierto. A pesar de que las evidencias dan ejemplo tras ejemplo de lo contrario. El calentamiento de la tierra debido a la acumulación de los gases invernaderos, la destrucción de la capa de ozono de la atmosfera han contribuido en gran parte al deterioro de la red ambiental.

Nada es gratis

Cualquier tipo de actividad que desarrollamos sobre la Tierra para nuestro sustento y bienestar tiene un costo. Los costos ambientales no los paga quien los produce sino que repercutan a todos en general y a quienes resultan directamente afectados en particular.

Gran parte de nuestras actividades productivas de la tecnología moderna serian antieconómicas ya que los costos ambientales como lo es la pérdida agrícola de suelos. Es necesario reflexionar de cuáles son los verdaderos costos.

Stevia : Producto milagroso a virtudes ecológicas

El producto llamado comúnmente Stevia o Estevia (según la RAE) se caracteriza por sus propiedades endulzantes. Además de proveer glucosa natural a nuestros hogares, la stevia se presenta como una solución optimista para nuestra red ambiental debido a los métodos de agricultura sustentable utilizados para su cosecha.

El impacto ambiental menor de la stevia

Para producir stevia, se requiere de menores aportes de tierra, de agua y de energía. Se calcula que la misma cantidad de dulzor es encontrada en una cucharada de stevia que en una de azúcar u otro tipo de endulzante a base de plantas, por medio de gastos menores en energía.

En Kenia, la stevia se cosechada en tan solo un tercio de la tierra dejando así espacio para otros cultivos. De esta manera, se mantiene la diversidad de la agricultura y la diversificación de los ingresos de los agricultores.

Aunque sus gastos energéticos sean mínimos, la planta solo puede crecer en zonas húmedas. Un estudio publicado en 2013 sobre el impacto ecológico demuestra que la stevia causa una huella ecológica 79% veces menor que el jarabe de maíz, 55% inferior al azúcar de betarraga y 25% menos que el de la caña de azúcar.  El impacto ecológico vinculado con el consumo de agua demuestra que la producción de stevia ocasiona 96% menos de aguas utilizadas (azules y verdes) que la caña de azúcar.

La cosecha de la hoja de stevia no supone riesgos ambientales cuando se hace bajo menores rendimientos. No obstante, cuando el procedimiento se ve amplificado para su uso comercial es necesario utilizar fertilizantes o abono. El impacto ambiental negativo, se da en el caso de fertilización intensiva o uso abusivo de estiércol puesto que libera un exceso de nitrógeno o fósforo. Este procedimiento contamina las aguas de superficie o de terreno, volviendolas inutilizables.

La producción

La stevia se destaca en nuestra red ambiental por su perennidad y su alta capacidad de adaptación a los cambios climáticos. Su recuperación veloz a las heladas, hace que sea un producto cosechable hasta 3 o 4 veces al año.

El procedimiento de extracción consiste en remojar las hojas secas, como lo haríamos con un té, para luego separar o purificar los mejores compuestos de sabor dulce, que se conocen como glucósidos de esteviol. De esta manera obtenemos extractos concentrados entre 300 y 400 veces más en azúcar.

Luego el producto pasa por microfiltración para eliminar sustancias o pigmentos con alto calibre molecular. Por medio de este proceso, se obtiene un resultado de 20% concentrado y 80% diluido. La membrana de ultrafiltración utilizada retiene el producto concentrado para repetir la operación mientras que el producto diluido pasa por una membrana de nanofiltración que repite las mismas etapas para obtener un producto cada vez más diluido.

El resultado final es sometido a una fase de cristalización por medio de evaporadores al vacío. Se evapora el agua para obtener una sustancia sobresaturada, facilitando así la formación de los cristales. Finalmente, los cristales conseguidos son secados para reducir la humedad de 2% por medio de aire caliente.

La Importancia de la Educación Ambiental

El presente tema tiene como objeto de estudio la educación ambiental y de qué manera es abordada actualmente por las universidades en México. Actualmente, el tema de responsabilidad socio ambiental está en voga.

Es un hecho comprobado que el cambio climático derribado de las actividades antropogénicas que llevamos a cabo desde la revolución industrial está influyendo de manera negativa en la calidad de vida actual. Destruyendo así nuestros espacios naturales y comprometiendo los recursos de las generaciones futuras.

Este tema no solo debe ser mencionado o estudiado en las grandes universidades sino que debe ser llevado a la planificación y a la ejecución de distintos proyectos ambientales que hagan consientes los alumnos de educación superior de cuál es la incidencia que tienen en esta problemática y cuál es la manera en que sus futuras profesiones los ayudaran a frenar y a mitigar el daño existe actualmente en toda la red ambiental.

Por todo lo anterior, es importante responder a las siguientes preguntas.

  • ¿Cuál es el nivel de conocimiento que tienen los alumnos universitarios de la problemática ambiental?
  • ¿Cuál es la educación ambiental que les brinda la escuela?
  • ¿Cuáles son sus valores de responsabilidad socio ambiental?
  • ¿De qué manera proyectan sus futuras profesiones como generadores de soluciones frente a este tema?

Como mencionamos anteriormente, el tema de la red ambiental es muy sonado hoy en día y por ello, la educación ambiental es un tema que desde hace un par de años, se incluye de manera rigurosa en los programas de estudio desde el prescolar.

Es importante partir de una base en que todos sepamos cual es el nivel de conocimiento que tienen sobre el tema y si existe un compromiso real para mejorar las condiciones actuales. En este sentido, se puede considerar muy importante contestar las cuatro preguntas planteadas anteriormente.

Desafíos hídricos : Nuestro planeta en deuda

Que sea para el consumo alimenticio o doméstico; el agua hace parte integrante de nuestras vidas. Sin embargo, la Humanidad se enfrenta actualmente a grandes dificultades para abastecer agua dulce. Con más de 97% de la superficie acuífera de la Tierra constituida de agua salada y tan solo 2.53% de agua potable, nuestros recursos se agotan y nos enfrentamos a un verdadero desafío para nuestra red ambiental.

Problemáticas

Frente a la escasez de nuestras reservas de agua, nuestros científicos abundan de ideas innovadoras para contrarrestar la situación o su degradación. No obstante, el mayor problema de nuestras reservas mundiales de agua reside en la polución de estas y en su empeoramiento.

 Las cifras demuestran que cerca de 5 millones de personas en el mundo mueren debido al consumo de agua contaminada. Estas cifras impactantes demuestran la altura del problema al que nos enfrentamos, especialmente cuando la mayor parte de estas muertes se concentran y se agudizan en zonas desfavorecidas cuyo contexto social es de pobreza, marginalización y exclusión.

Causas

Las causas de la contaminación encuentran su origen en las prácticas deshonestas de las industrias, de los ciudadanos y de ciertos métodos de la agricultura.

  • Los desechos industriales : Aunque la mayor parte de las empresas conoce los riesgos de la contaminación por vía líquida, su desconocimiento del buen uso del agua y de sus beneficios, los lleva a derramar productos contaminantes derivados de sus procesos industriales. Debido a estas malas prácticas, los ríos y canales cercanos se ven afectados.
  • Aumento de las temperaturas : Al influir sobre el calentamiento global, la contaminación actúa igualmente sobre la polución de las aguas. Puesto que las temperaturas alcanzan grados fuera de lo común, las fuentes de agua pierden en oxígeno y su composición de base se ve fuertemente alterada.
  • El uso de pesticidas en la agricultura : Los fertilizantes y productos químicos utilizados para el cultivo de alimentos filtran por medio de canales subterráneos que terminan en los distribuidores de nuestro consumo propio. Estas aguas serán difícilmente tratadas.
  • La deforestación : Con la tala excesiva de árboles, los ríos, lagos u otras fuentes hídricas se cegan. A medida del expansión de la deforestación, las raíces de los árboles situados a las orillas de los ríos son insuficientemente retiradas, lo que causa la aparición de sedimentos y bacterias bajo el suelo.

Algunas pistas

La construcción de presas y el tratamiento de aguas residuales forman parte integrante de las estrategias llevadas a cabo para aprovechar los recursos hídricos.

En cuanto a la polución, es suficiente participar activamente en organismos de protección de red ambiental para darse cuenta que la oposición a la tala conlleva verdaderos beneficios para nuestro planeta.